Blog

RSC gimnasios

Los gimnasios y la Responsabilidad Social Corporativa

Silvia Salinas 21/03/2022
resasports

La responsabilidad social corporativa ha sido desde siempre un factor clave en la gestión de todo tipo de negocios. Sin embargo, es hoy en día cuando ha alcanzado su cota máxima de importancia. Por ello, en este artículo te explicaremos qué es, por qué debes tenerla en cuenta y cómo incluir una estrategia de RSC en tu gimnasio.

Responsabilidad Social Corporativa: qué es y por qué es tan importante

Probablemente, siempre hayas oído hablar de la RSC, pero desconozcas su significado. En ese caso, debes saber que tu establecimiento deportivo está en disposición de ofrecer una pequeña contribución a una causa noble. Las empresas, como ya sabrás, tienen influencia y potencial a la hora de ayudar a quienes más lo necesitan. Eso es algo que muchas ya han puesto sobre la mesa.

Teniendo en cuenta lo anterior, podemos definirla como la capacidad de una compañía para adoptar un fin solidario. No se trata de dedicarse por completo, pero sí de incluir ciertas actividades y actitudes que tengan como objetivo ayudar a quienes luchan por algo en concreto. Para ello, la ayuda puede tener distinta naturaleza:

  • Económica: Como parte de las donaciones de clientes o con fondos extraordinarios de la corporación. Esta suele ser la opción más habitual y también la más publicitada por los propios negocios.
  • Material: Dependiendo de cuál sea el sector, es posible contribuir aportando material específico. Está muy extendida en supermercados, tiendas de ropa y farmacéuticas.
  • Experiencial: Muchos negocios permiten a los más necesitados (en este caso, sobre todo niños) pasar por una experiencia que ellos les pueden proporcionar. Aquí entran los parques de atracciones o los gimnasios.

Son tres maneras de ayudar que van más allá del dinero. Si en tu centro deportivo no es factible hacer una donación económica, siempre tienes la opción de contribuir de otro modo.

Pero, ¿por qué es importante incluir una estrategia de RSC en la gestión de tu centro deportivo? Básicamente por tres motivos.

  1. Da a conocer tu sector

Como puedes ver, hemos dicho «da a conocer tu sector», no tu negocio (que también). Sin embargo, no perseguimos fines publicitarios ni de autobeneficio. La clave está en mostrar a tu comunidad la importancia de hacer ejercicio físico y la diferencia entre hacerlo en casa o en un centro deportivo.

2. Abre nuevos caminos

Nosotros siempre te recomendaremos que apuestes por ideas innovadoras. De esta manera, crearás un camino al que otras empresas se unirán después. Por tanto, asumirás una posición de liderazgo dentro de tu sector que adquiere todavía más valor si está relacionada con un fin benéfico.

3. Universaliza a tus clientes

Si quieres que tu centro sea de verdad para todos los públicos, debes hacerlo inclusivo. Con una buena puesta en escena, podrás demostrar que el deporte no está reservado para unos pocos. La accesibilidad y la tolerancia están a la orden del día, y en un futuro se convertirán en imprescindibles (más aún).

4 ideas con las que puedes empezar a integrar la RSC

Para que tu estrategia de responsabilidad social corporativa tenga éxito, vamos a plantearte distintas técnicas.

  1. Inclusión y accesibilidad

¿A quién está dirigido tu gimnasio? ¿Para cualquier tipo de público? Si de verdad es así, plantéate adoptar medidas de inclusión para personas con diversidad física o psíquica. Tú conoces tu sector y sabes la importancia que tiene el deporte. Entonces, ¿por qué dejar a estos colectivos sin disfrutar de esta actividad? Tienes más poder del que crees.

2. Bienestar y salud

No es ningún secreto que el deporte está estrechamente vinculado con la salud. Por este motivo, te conviene impulsar esa relación y hacérselo ver a cuanta más gente mejor. Puedes colaborar con acciones de difusión de buenos hábitos alimenticios u ofrecer clases gratis para que el público interesado tenga la posibilidad de conocer de cerca cómo se entrena en un centro deportivo.

3. Puertas abiertas

Este planteamiento es nuestro favorito, quizás porque hemos comprobado su increíble potencial. El foco debe estar puesto sobre la inseguridad de las personas. ¿Sabes cuántas no van a un centro deportivo porque no saben usar las máquinas y sienten vergüenza? Una jornada de puertas abiertas te ayudará a atraerlas y mostrarles cómo funciona.

4. Jubilación activa

Los gimnasios continúan siendo un espacio «vetado» a la tercera edad. Es cierto que no es así de facto, pero muy pocos acuden a estos centros. Sin embargo, hay un target excepcionalmente amplio entre los jubilados que pueden acudir a clases dirigidas. Consigue captar su interés y tendrás la ocasión de promover la jubilación activa.

En definitiva, la RSC para el gimnasio puede ser tu mejor baza a partir de ahora. La clave está en promover una estrategia dentro de todo el negocio y organizarla con tu software de gestión. A los clientes del siglo XXI se les gana con estrategias del siglo XXI. ¡Escoge una causa a la que contribuir!